¿Quién controla tu alimentación?



Hola, Hola..!!! hoy vamos a hablar de quién controla nuestra alimentación, ya que normalmente andamos tratando de manejar el hambre compulsiva, justificando la ansiedad, la adicción a algunos alimentos, es que el cuerpo me lo pide, etc.


Bueno la respuesta es sencilla, tu controlas tu alimentación. Podemos siempre justificar lo que comemos o no comemos, pero tu controlas tu mente, tus emociones, tus decisiones, etc.


Normalmente hemos relacionado las situaciones de estrés, preocupaciones, depresión, ansiedad con el hecho de comer para sentirnos mejor y tranquilizarnos, de esta manera perdemos el control de lo que se come e ignoramos los mensajes del cuerpo, y perdemos la noción de lo que realmente es el hambre fisiológica.


Sabemos que este fenómeno ocurre y es reconocido como un comportamiento negativo y no hay una solución conocidas o aplicables para la mayoría de las personas que se encuentran en estas situación, en ocasiones son medicadas por antidepresivos e inhibidores del apetito, pero a la final no es una solución real, y estos medicamentos pueden alterar el sistema nervioso central, ocasionando problemas a futuro, caer en un círculo vicioso que cuando se dejen los medicamentos volvamos a padecer de las mismas condiciones.


Así que lo más importante y la solución real y verdadera es que tú comiences a trabajar tu mente, con estar aquí y ahora, con un estado de conciencia plena de cuerpo y mente. que involucra estar presente y sin juzgar en las experiencias vividas en cada momento.


¿Cómo aplicamos esto en nuestro comportamiento alimentario? Sencillo, comer más consciente. de manera que se come lo suficiente para estar satisfecho, ni más ni menos. Se que se dice de forma sencilla, también se que piensan que lo escribo como si eso es todo y resolvimos el problema, pero NO créame que se que no es fácil, esto requiere de aprendizaje y una ruptura de hábitos que se tienen y se tenían hasta este momento, ya que a partir de hoy eso va a cambiar.


La idea es que trabajen en equipo la mente y el cuerpo en el envío y recepción de las señales esenciales de lo que necesitamos y queremos comer. Debes estar alerta a tus sensaciones de: Satisfecho, hambriento, o el antojo de comer algo rico y delicioso; también debemos estar en tiempo presente en cuanto a nuestra emociones ya que todos los días no son color de rosas, si lo que deseas esos días son alimentos que no te nutren, o que no comes esas porciones en condiciones normales, sencillamente se te esta generando un impulso de comer descontroladamente.


Siempre les digo que el cuerpo es inteligente, tiene una inteligencia biológica que permite que funcione, esta inteligencia es diferente a la inteligencia consciente que tenemos como humanos, cuando el cuerpo necesite alimento, el cerebro emitirá el mensaje, y es ahí que le daremos alimentos que no nutran y le permita estar saludable, importante en la selección de alimentos saludable escoge esos que sientas agradables en tu paladar. Debemos confiar plenamente en que las señales percibida nos guiarán correctamente hacia lo que necesitamos fisiológicamente.


Debes aprender a querer y amar tu cuerpo, no importa si eres gordo, flaco, alto, bajo, etc. también debes amar que funciona, que tienes salud, que estás vivo, caminando, que tus órganos funcionan, y que estás aquí y ahora. Si te amas te cuidaras de la misma manera que cuidas a tus seres queridos.


La comida es parte de la vida social y esta relacionada con el placer, esto ha sido así por muchos años, es parte de tener vida social, familiar, etc. Pero sólo toma conciencia de que la comida es el combustible que el cuerpo necesita para estar vivo y saludable. Percibe cada comida como de forma neutral, no le pongas adjetivos de si es buena o mala, si es rica o no, sencillamente ve la comida con el punto de vista de es necesaria para el funcionamiento de todos mis órganos.


Mis recomendaciones para lograr este objetivo maravilloso.


  1. Vive un día a la vez, y mantente presente en el aquí y en el ahora. No pienses en mañana ni en un mes, es HOY.

  2. Escribe una frase motivacional de tu propia inspiración para lograr tus metas de ese día, que te mantenga enfocado durante el día.

  3. Escribe las actividades a realizar ese día, incluyendo laborales, y personales. Las laborales son obvias, las personales no tanto, así que te daré ejemplo: Hacer ejercicios, tomar jugos verdes, hacer yoga, comer vegetales, comer proteína de calidad, mi frase motivacional del día, el carbohidrato que comeré ese día que no se pase de los gramos que necesito, las proteínas que necesito, escribo mis logros y me valido, me digo lo maravillosa o brillante que soy, etc. Yo tengo esto en excel y cuando logro mis objetivos diarios le pongo un check, esto me ayuda mucho a estar enfocada y saber que hábitos no estoy haciendo correctamente y concientizar para poderlo cambiar.

Así que te invito a que tengas una alimentación consciente, y si sufres de ansiedad y estrés los manejas con suplementos nutricionales:

  • Easy: es una fórmula de vitaminas, minerales de plantas, proteína de colágeno que te permite manejar el hambre compulsiva mientras trabajas en aprender a escuchar el hambre fisiológica y no mental.

7 vistas