Por qué Cuidar el hígado?



Uno de los órganos más importantes es el hígado, y debemos estar concientes de esto y por lo tanto debemos cuidarlo.


El hígado cumple funciones vitales, por lo que mantenerlo sano es fundamental.


Es uno de los órganos del aparato digestivo que tiene como función principal metabolizar y almacenar los nutrientes provenientes de la digestión de los alimentos. Además de esto, también favorece la producción de energía y proteínas, se encarga de eliminar toxinas del organismo y producir la bilis.


Dentro de las funciones más importante, tenemos las siguientes:


1) Metabolismo, almacenamiento y liberación de glucosa:


El hígado se encarga de procesar la glucosa proveniente del metabolismo de los carbohidratos a nivel intestinal, esto con la finalidad de producir la energía necesaria para el mantenimiento de las funciones del organismo. Asimismo, la glucosa en exceso se almacena en este órgano en forma de glucógeno, por lo que ayuda a regular el azúcar en la sangre y sirve como reserva en caso el organismo precise de ella, liberándose en la sangre para mantener la glucemia, como por ejemplo puede ocurrir en una actividad deportiva de alto impacto.


2) Ayuda en la digestión de las grasas:


Participa en la digestión de las grasas y de las vitaminas liposolubles (A,D,E y K) provenientes de los alimentos, debido a que se encarga de la producción de la bilis, una sustancia que se almacena en la vesícula biliar y es liberada al intestino ante la presencia de grasas para facilitar su digestión y absorción.


Además de esto, la bilis también se encarga de eliminar el exceso de colesterol del organismo y de algunas sustancias tóxicas, y debido a su color amarillo verdoso, le da el color característico a las heces.


3) Producción de proteínas:


También se encarga de la regulación del metabolismo de los aminoácidos y de las proteínas, produciendo sustancias como la albúmina, la principal proteína de sangre y una de las más abundantes en el organismo, la cual se encarga de regular el volumen sanguíneo, distribuir los fluidos del cuerpo y de transportar varias sustancias a través de la sangre, como la bilirrubina, hormonas, vitaminas, enzimas, metales, iones y algunos medicamentos.


Otras proteínas que son producidas por este órgano son la transferrina, que se encarga de transportar hierro y almacenarlo en forma de ferritina para ser utilizado por los glóbulos rojos y por la médula ósea para para producción de eritrocitos, y el fibrinógeno, importante para la coagulación sanguínea.


4) Eliminación de toxinas:


El hígado desempeña un papel importante en la protección del organismo contra sustancias tóxicas como el alcohol, por tener la capacidad de filtrar la sangre, removiendo toxinas que son enviadas para los riñones y eliminadas a través de la orina.


5) Producción de colesterol:


Produce colesterol a partir de alimentos ricos en grasas, que luego son transportados en la sangre por moléculas llamadas lipoproteínas, como LDL y HDL.

El colesterol es necesario para el funcionamiento normal del organismo, participando en la producción de vitamina D y de hormonas como la testosterona y el estrógeno, y para la producción de ácidos biliares que disuelven la grasa, además de estar presente en la membrana de todas las células del organismo.


6) Almacenamiento de vitaminas y minerales:


El hígado almacena vitaminas A, B12, D, E y K, que se absorben a través de los alimentos y las distribuye por todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo. Estas vitaminas son importantes para el crecimiento y desarrollo del tejido cutáneo, para mejorar la salud ocular, fortalecer el sistema inmunológico, además de fortalecer los huesos y los dientes.

Algunos minerales, como el hierro y el cobre, también se almacenan en el hígado y son fundamentales para diferentes reacciones químicas en el organismo, que incluyen: la producción de energía, que mantiene la función de las células; la síntesis de proteínas, como colágeno y elastina; la prevención en la formación de radicales libres; y para la formación de proteínas en el hígado.


7) Destrucción de los glóbulos rojos:


El hígado participa constantemente en la destrucción de los glóbulos rojos, también llamados eritrocitos, que viven en promedio 120 días.

Cuando estas células son viejas o anormales, el hígado digiere los glóbulos rojos y libera el hierro contenido en esas células en el torrente sanguíneo, de manera que la médula ósea se encargue de producir más glóbulos rojos.


8) Regulación de la coagulación sanguínea:


El hígado participa en la regulación de la coagulación sanguínea, aumentando la absorción de vitamina K a través de la producción de bilis, además de almacenar esta vitamina en sus células, que es fundamental para la activación de las plaquetas que favorecen la coagulación sanguínea.


9) Transformación de amonio en urea:


El hígado transforma el amoniaco, que proviene del metabolismo de las proteínas de la dieta, y que es tóxico para el organismo en urea, lo que permite que esta sustancia se elimine a través de la orina.


10) Metabolismo de medicamentos:



El hígado es el principal órgano que metaboliza los medicamentos, el alcohol y las drogas, ya que produce enzimas que degradan e inactivan estas sustancias, favoreciendo su eliminación a través de la orina o las heces.


Esta función del hígado es importante para prevenir la intoxicación por este tipo de sustancias, pero también puede ser importante para activar ciertos medicamentos, como el omeprazol o la capecitabina, que necesitan ser metabolizados por el hígado para ejercer su efecto.


11) Destrucción de microorganismos:


El hígado posee células de defensa, llamadas células de Kupffer, las cuales son capaces de destruir microorganismos como virus o bacterias que pueden ingresar al hígado a través del intestino y causar enfermedades.


Además, estas células también tienen la capacidad de resistir infecciones creando factores inmunológicos y eliminando bacterias del torrente sanguíneo.


Como verán no es un órgano que debemos dejar de lado, y por lo tanto debemos cuidarlo.

  1. Consumir vegetales, verduras y frutas (con poca azúcar), esto es imperativo ya que no solo tienen vitaminas, minerales, etc. Si no que aportan un alto contenido de fibra al organismo que ayudan contra el estreñimiento.

  2. Consumir cereales y leguminosas integrales.

  3. Consumir suficiente agua, no solo para mantenernos hidratados sino también para eliminar toxinas por medio de la orina y el sudor.

  4. Realizar actividad física, nos permite tener un peso saludable, también nos permite el funcionamiento adecuado de los diferentes sistemas del organismo.

  5. Descansar, las horas de suficiente sueño y reparador son necesarias para ganar salud.

6) Evitar comidas procesadas, exceso de alcohol y grasas, sería la escena ideal para este órgano, se que en él mundo donde vivimos esto se hace casi imposible en algunas ocasiones, pero sé que pueden tratar de consumir una mayor cantidad de productos alimenticios naturales. Dirige tu esfuerzo de alimentación diaria hacia un estilo de vida saludable.


7) Toma por lo menos una vez al mes tres días de detox para purificar tu hígado y de alguna manera tu cuerpo en general.


¿Cómo realizamos esa desintoxicación?


Aquí mis recomendaciones:(recuerda que son sólo tres días)


Cítricos: Son ricos en vitamina C y antioxidantes, perfectos para limpiar el hígado. Destacamos, sobre todo, el pomelo y el limón. Un zumo al día de cualquiera de estos dos cítricos puede ayudarte a limpiar el hígado de una forma más rápida.


Ensaladas de espinacas y acelgas: estas hortalizas de hoja verde absorben toxinas de la sangre. Además, protegen al hígado de ciertos elementos como los pesticidas y metales pesados.


Aguacate: Es uno de los alimentos buenos para el hígado. Aporta grandes cantidades de glutatión, un elemento muy presente en la limpieza hepática. Tomar habitualmente este alimento ayudará a tu cuerpo a eliminar toxinas.

Zanahoria y remolacha: Estos dos vegetales ayudan a la función hepática a eliminar toxinas y residuos del hígado. Son ricos en vitaminas y minerales.

Las alcachofas: son una fuente potente de silimarina, un antioxidante que ayuda a la desintoxicación del hígado y a su depuración.


Brócoli y coliflor, ricas en azufre, perfecta para ayudar a limpiar el hígado. Ayudan a aumentar la producción de enzimas y, además, a eliminar sustancias cancerígenas.


La manzana: Aportar bastante fibra y ayudar a nuestro tránsito intestinal, también favorece a la limpieza del hígado. Esto es debido a que tiene un alto contenido en antioxidantes.


Espárragos: Verdura que ayuda a eliminar toxinas de nuestro organismo a través de la orina. Es un alimento rico en agua y azufre que ayuda mucho en la limpieza del hígado y depura los residuos.


Tomar dos litros de agua diarios.

Eliminan estos tres días carbohidratos refinados y azúcares. También baja la ingesta de tu dieta diaria cuando no estés en detox.


Yo siempre recomiendo suplementos nutricionales a bases de plantas superiores o plantas adaptogénicas. Yo particularmente esta fórmula es de mi día a día, su nombre Hepaforte, fórmula herbolaria natural sin efectos secundarios, que protege a nuestro hígado de agentes agresores.


Es un Hepatoprotector y hepato regenerador con acción anti-hepatitis. Esta fórmula es utilizada para la cirrosis hepática, colesterol, triglicéridos, todo tipo de hepatopatías, es de gran ayuda en cáncer de hígado, páncreas y como protector hepático en quimioterapia.


En muchos casos puede revertir la cirrosis hepática. Es conveniente su utilización para proteger el hígado cuando se toman medicamentos sintéticos con elevada toxicidad hepática; es decir, en la mayoría de los casos se toman productos farmacéuticos. De esta manera se evita y previene la cirrosis medicamentosa.


En el Centro De Medicina Regenerativa, contamos con médicos especialista en la Medicina Sistémica.


Pide tu tu cita al 787-7807575

3 vistas