Eliminar o no la leche de vaca y sus derivados:

Hola, Hola..!!! Conversaremos en este blog un poco sobre el dilema de si se consume lácteos o no, yo les hablaré desde mi experiencia, y considero que debe ser una decisión personal, consumirla o no. Yo siempre los llevaré a que tomen consciencia en cuanto a cómo alimentarse dependiendo de las reacciones de su organismo que no les permite, en ocasiones, tener la salud óptima y por ende calidad de vida.


Desde que nacemos crecemos en hogares donde tomar leche es indispensable para crecer y mantener saludables nuestros huesos y dientes. También, la industria del lácteo nos ha vendido esta idea. Yo recuerdo, que en mi casa, cuando era pequeña, debíamos tomar un vaso de leche antes de ir a la cama.


Con el pasar de los años, y con tanta información en cuanto a la alimentación y las enfermedades, los lácteos han caído en la palestra de causar consecuencias graves como el cáncer, obesidad, osteoporosis, alergias, problemas digestivos entre otros.


En estudios científicos de prestigiosas universidades ha quedado demostrado que los lácteos causan la lista anterior de enfermedades. Pero no es fácil dejar los lácteos si hemos crecido con ellos a lo largo de nuestras vidas, además, la mayor cantidad de alimentos que ingerimos pueden tenerla, como los quesos, cremas de leche, etc. Por lo tanto, cambiar los hábitos alimenticios inculcados es muy difícil.


Existen una cantidad de personas que son intolerantes a la lactosa, que es el azúcar de la leche. Esta intolerancia es un mal que muchas personas padecen y a veces lo desconocen, confundiéndolos con mala digestión, ya que los síntomas son hinchazón y malestar general de estómago, gases, acidez, etc. Por lo tanto. es importante que tengamos en cuenta. que quizás, estemos ante intolerancia a la lactosa.


La intolerancia a la lactosa se debe a la falta de una enzima, la lactasa, que hace que no se procesen adecuadamente los lácteos. La intolerancia, entonces, no es una enfermedad, sino un estado fisiológico normal. Esto ocurre porque entre los dos y cuatro años de edad, nuestro cuerpo empieza a perder el poder de la enzima lactasa, que es la responsable de digerir la lactosa. Al seguir consumiendo leche, la lactosa que no se digiere permanece en el intestino, donde es fermentada por las bacterias del colon, lo que nos causa gases, dolor e inclusive diarrea.


Es verdad que la leche y los lácteos, en general, aportan calcio, pero también existen un sin fin de alimentos vegetales que la superan en cuanto al aporte de calcio.


El calcio en la leche y los lácteos se combinan con otros minerales que se encuentran en cantidades excesivas en la leche animal, formando una molécula demasiado grande para ser absorbida, adecuadamente, por el intestino humano. Somos la única especie animal que consume leche de otros animales.


La leche de vaca está llena de bacterias y por eso debe ser pasada por un proceso de pasteurización, también contiene antibióticos, se les suministra antibióticos a las vacas para evitar que estas cesen la producción de leche por enfermedades en las ubres, así como otros medicamentos.


La leche de vaca y sus productos derivados como lo son: el queso, mantequilla, yogurt, etc. contienen cantidades excesivas de hormonas femeninas. El 80% de las vacas están embarazadas mientras son utilizadas para producir leche, lo cual eleva de forma natural los niveles de estas hormonas. Además, se les inyectan hormonas sintéticas para incrementar su producción de leche. Estos altos niveles de hormonas femeninas en la cadena de alimentos han sido vinculados con problemas de salud en el mundo entero, asociados también a una pubertad precoz.


También la leche de vaca y sus derivados contienen grandes cantidades de grasa, la cual obstruye las arterias, incluso en personas de corta edad.


El consumo de leche de vaca y demás lácteos se asocia con el asma y alergias, así como acné y arrugas prematuras en la piel, incrementa el colesterol, el cual produce enfermedades del corazón.


Cómo verán es un dilema consumir leche de vaca y sus derivados, ya que esta información resumida, que yo les presento a ustedes, es conocida desde hace mucho tiempo, y lo que no podemos negar, es que hoy en día, existen muchas más personas padeciendo enfermedades a corta edad.


Existen muchas otras alternativas de leches vegetales y derivados de la misma que nos pueden ayudar a recibir los nutrientes necesarios para nuestro organismo.


Quiero aclararles que yo sólo les doy la información para que ustedes tomen la decisión, yo elimine los lácteos animales de mi vida, y la verdad es que mi salud y piel han mejorado notablemente.


Así que yo sólo te puedo decir que siempre te decidas por tu salud.

3 visualizaciones