Diferencia entre emociones y sentimientos ¿Cómo influye esto en la salud?

Hola, Hola..!!!! Hoy les hablaré de un tema super importante, ya que nos vamos moviendo por el mundo entre emociones y sentimientos, sin tomar en cuenta como eso puede afectar a nuestro cuerpo.


Lo primero que vamos a hacer es definir qué es una emoción y qué es un sentimiento, ya que, en muchas ocasiones, usamos ambas palabras indistintamente, sin embargo, existen claras diferencias entre ambas. Saber diferenciarlas puede ayudarnos a cambiar comportamientos poco saludables y a encontrar más felicidad y paz en la vida, por ende, salud.


La emoción es un conjunto de respuestas neuroquímicas y hormonales que nos predisponen a reaccionar de cierta manera ante un estímulo externo como algo que se vea o se oiga, o interno como lo son los pensamientos, recuerdos, imágenes, etc.

Por lo tanto, podemos concluir que la emoción es una respuesta orgánica que crea reacciones bioquímicas en el cuerpo, alterando el estado físico actual.


Ahora vamos a definir sentimientos, estos son asociaciones mentales y reacciones hacia las emociones, según nuestras experiencias personales, es la suma de emociones y pensamientos, es decir, es el resultado de las emociones. Una emoción se transforma en un sentimiento en la medida que uno toma consciencia de ella.


El sentimiento es la experiencia subjetiva de nuestra experiencia emocional, es decir, en el sentimiento,interviene además de la reacción fisiológica un componente cognitivo y subjetivo. Por lo tanto, un sentimiento se da cuando etiquetamos la emoción y emitimos un juicio acerca de ella.

Los sentimientos suelen durar más tiempo que las emociones, y se dan después de las emociones.


Ya habiendo aclarado las dos definiciones, veremos claramente la diferencia entre ambas: las emociones son reacciones biológicas ante los estímulos, mientras que los sentimientos son reacciones o percepciones mentales ante esos estímulos. Los sentimientos se experimentan conscientemente, mientras que las emociones se manifiestan consciente o inconscientemente.


Es importante saber que tanto las emociones como los sentimientos tienen que ver con lo irracional, es decir, con la manera subjetiva con la que experimentamos una situación y aunque son conceptos diferentes, en la práctica de la vida, donde hay una emoción siempre hay un sentimiento o varios.


Les daré algunos ejemplos de emociones:

· Alegría: es la expresión ante estímulos que son considerados agradables, genera sensación de placer que tiene una duración limitada.

· Tristeza: Es la reacción orgánica ante la pérdida. Puede generar llanto.

· Miedo: Es la reacción que se genera como respuesta a un estímulo amenazante. Puede incluir aumento del ritmo cardíaco, sudoración, deseos de huida, etc.

· Ira: es la respuesta orgánica para poner límites e identificar estímulos o situaciones que resultan desagradables. La ira puede generar aumento de la presión sanguínea y sudoración, entre otras manifestaciones.


Ahora ejemplos de sensaciones:

· Amor: es un sentimiento que se puede sentir hacia uno mismo, hacia otra persona, hacia otros o hacia un evento particular. Al sentir amor, las personas se sienten conectadas de una forma positiva con el mundo, y aumenta su sensación de bienestar. Las personas enamoradas son la mejor representación de este sentimiento, como el amor maternal y de amistad.

· Felicidad: es una sensación de plenitud o satisfacción, por lo tanto, es un sentimiento asociado al bienestar. Lo podemos sentir en los logros personales.

· Odio: es un sentimiento negativo caracterizado por la percepción de desagrado hacia alguien o hacia algo, este sentimiento se puede expresar en forma colectiva, como por ejemplo en casos de no gustarte un líder político. Las agresiones físicas, el acoso o violencia pueden ser algunas expresiones de odio.


La pérdida, también llamada duelo, implica dolor emocional.


Ahora, es importante que sepan que las emociones buenas y malas activan el sistema hormonal. Las hormonas que produce nuestro cuerpo influyen en nuestro estado de ánimo. Esto se debe a que regulan la liberación de sustancia químicas llamadas neurotransmisores, que inciden sobre nuestras emociones.


Cuando tenemos miedo la adrenalina nos pone en un estado de vigilancia alta ante un estímulo amenazante y el cortisol, que es la hormona que producen las glándulas suprarrenales, ayuda a los músculos a liberar más azúcar. Ambos alertan para escapar, esconderse o enfrentar el peligro.


¿Qué ocasiona el exceso de adrenalina y cortisol en el cuerpo?: Tensión y dolor muscular, enfermedad cardíaca, ataque cardíaco, presión arterial alta y accidente cerebrovascular. Problemas de sueño, aumento de peso.


Cuando estamos experimentando tristeza, se activa la prolactina, también llamada hormona del llanto. Demasiada prolactina reduce la producción de las hormonas estrógeno y testosterona. También puede impedir la ovulación durante el ciclo menstrual de las mujeres. En los hombres, demasiada prolactina también puede disminuir la producción de esperma y pérdida de masa ósea causando osteoporosis.

Ira: libera noradrenalina que es la hormona que aumenta la presión arterial y el ritmo cardíaco, dopamina y al mismo tiempo el glutamato y se da una disminución de los niveles de serotonina y vasopresina.


­¿Qué causa el exceso de noradrenalina?: problemas de atención, en la presión arterial, sistema vascular, conciencia y en la capacidad para responder a las situaciones de estrés y de lucha. La falta de dopamina puede conducir a manías, alucinaciones o esquizofrenia, movimientos musculares irregulares.


Hablé de las emociones negativas primero para que tomemos consciencia de cómo esto influye negativamente en nuestro organismo. Obviamente, las emociones positivas son beneficiosas, así que tratemos de vivir en amor, en gratitud y felices, con estas emociones positivas se activan la dopamina, serotonina, endorfinas y oxitocina.


Estas cuatro hormonas nos dan sensación de bienestar, relajación y positivismo, como es el caso de la serotonina.

Sentimos menos dolor y estrés cuando liberamos endorfinas, ésta también nos ayuda a modular el apetito, liberación de hormonas sexuales y el fortalecimiento del sistema inmune.


La dopamina es una hormona que debe estar en el equilibrio correcta, ya que no solo nos llena de felicidad, que es maravilloso, y así se puede tener al cerebro y la función motora en óptimas condiciones, sino también un exceso de ellos nos puede llevar a sufrir de adicciones para tener placer y llegar cada vez a niveles más altos de placer.


Oxitocina: es la hormona del amor. Cuando se incrementa provoca sentimientos de satisfacción, calma y seguridad. El enamoramiento es un comportamiento dirigido por completo por el cerebro y por la química de nuestro organismo.


Nuestras células perciben, escuchan, sólo nosotros podemos decidir en qué emoción permanece y por cuánto tiempo, que sentimiento mantenemos gracias a nuestros pensamientos para seguir alimentando esas emociones y seguir activando a nuestro sistema hormonal.


Mi consejo es vivir un día a la vez, estando en tiempo presente y siempre debes decidirte por tu salud.

8 visualizaciones