Cuando la tiroides habla, escúchala.

Hola, Hola..!!!


No hemos conversado sobre la tiroide y es una glándula de vital importancia, por lo tanto, debemos escucharla. La glándula tiroides cumple muchas funciones en el cuerpo. Produce hormonas que mantienen el buen funcionamiento de los órganos. También regula el uso de la energía, por ejemplo, cómo quemamos calorías y la rapidez con la que late el corazón, estimula casi todos los tejidos del organismo para que se produzcan proteínas, incrementa la cantidad de oxígeno que utiliza las células, mantenimiento de la piel, el crecimiento que ya, a nuestra edad, esto no es notorio, ayuda a la producción del calor corporal, fertilidad y la digestión. Como verán es de vital importancia.


Otro punto importante es que la tiroides puede afectar el estado de ánimo, causar ansiedad o depresión y esto puede variar, dependiendo de la enfermedad tiroidea, cuando la condición es más intensa se incrementan, de la misma manera, los cambios anímicos.


Si tenemos mayor producción de hormonas tiroideas se puede experimentar nerviosismo inusual, inquietud, ansiedad, irritabilidad. Si la producción hormonal es lenta, los síntomas serán fatiga leve e intensa y depresión, aumento de peso, aumento de la sensibilidad al calor y el frío, cambio en las evacuaciones intestinales, irregularidad en los períodos menstruales. Lo importante es estar alerta, la tiroides habla y debemos escucharla.


Sí estás padeciendo de algunos de estos síntomas DEBES recurrir al endocrinólogo, y él se encargará de realizar todas las pruebas necesarias para determinar cuál es el problema que está precipitando la condición y te dará el tratamiento adecuado.


Cuando la tiroides es diagnosticada como tiroiditis autoinmune , también conocida como Hashimoto, es necesario tomar hormonas sintéticas, pero la dosis se puede minimizar abordando las causas que contribuyen a su desarrollo.


Como siempre digo, lo ideal es tomar consciencia y tener un estilo de vida saludable para evitar padecer condiciones crónicas degenerativas a futuro.


En este blog yo te guiaré al cómo prevenir que tu tiroides no funcione de manera adecuada:


Toda patología autoinmune se produce en el intestino, ya que el 70% del sistema inmunitario se encuentra ahí. Por lo tanto:

Debemos evitar todo lo que inflame, Cero comidas procesadas, lácteos, azúcares, aguacon cloro o con flúor, no gluten, no soya y menos proteínas animales.

- Es importante consumir suplementos como: selenio, yodo (sin pasar de los 20 mg diarios), vitamina D3, magnesio, cobre, zinc, hierro, vitamina E y B12, probióticos, l-glutamina.


- El selenium baja los niveles de anticuerpos y la l-glutamina mejora la mucosa intestinal.


- Evitar consumir hormonas sintéticas para control de natalidad y para cuando alcanzas la menopausia, las hormonas sintéticas afectan todo tu sistema hormonal, busca controlar ambas cosas de manera natural.


- Utiliza productos de limpieza y cosméticos ecológicos, también evita utilizar en la cocina envases plásticos para guardar y calentar los alimentos.


- Es vital reducir los niveles de estrés y aprender a relajarse, el descanso, la meditación, las técnicas de relajación y actividades placenteras previenen la fatiga suprarrenal y el exceso de hormonas de estrés.


- Elimina el gluten, las personas con enfermedades autoinmunes suelen ser sensibles al gluten (presente en trigo, avena, centeno, cebada, arroz blanco, etc.) y al eliminarlo de su dieta a menudo mejoran su estado general. Si no padeces de la tiroides, pero deseas cuidarla, mi recomendación es sacar el gluten de tu vida.


- Soja y derivados. Son bociógenos, es decir, inhiben la absorción del yodo, lo que perjudica a la tiroides, además, sus isoflavonas reducen la producción de hormonas tiroideas bloqueando la actividad de la enzima TPO (Anticuerpos antiperoxidasa tiroidea). Consumirla con moderación o elimínala.


- La leche y lácteos, tienen lactosa, un tipo de azúcar, también la proteína caseína y sus inhibidores de la proteasa producen un efecto irritante sobre la mucosa intestinal y la flora que colabora con el sistema inmunitario.


- Eliminar las coles, aunque son hortalizas muy sanas, la familia de las Brassica oleracea contiene glucosinolatos y progoitrina, que inhiben la absorción del yodo. Por lo tanto, reduce o evita las coles, los nabos, los rábanos y la mostaza.


- Realiza actividad física con frecuencia, esto ayuda a drenar los niveles de estrés, a quemar calorías para tener un peso saludable, y activa las hormonas que te permiten ganar salud y tener excelente estado de ánimo.

Consumir Adrenal Modulator, es un complemento de ashwagandha, adaptógeno que alivia el estrés y equilibra las hormonas, esta la puedes conseguir en nuestra web: www.tiendacmr.com




35 visualizaciones