top of page

Comprendiendo y previniendo la candidiasis recurrente: una guía para las mujeres.

Quiero hablarles sobre un tema de salud, que puede ser común, pero también desconcertante: la candidiasis vaginal recurrente. He recibido muchos mensajes de mujeres que padecen de esta condición, sé que es incómoda y frustrante, pero hay formas de manejarla y prevenirla. Las soluciones sean drásticas no hay manera de tener un problema para toda la vida, si tomamos las decisiones correctas.


La candidiasis vaginal, también conocida como infección por levaduras, es una infección causada por el crecimiento excesivo del hongo cándida en la vagina. Cándida es una levadura que vive naturalmente en nuestro cuerpo, pero en ciertas circunstancias, puede multiplicarse y causar síntomas incómodos como: picor, ardor, enrojecimiento e hinchazón en la zona vaginal, así como un flujo vaginal espeso y blanco.


¿Qué pasa si no tienes un sistema inmunológico debilitado, no tomas antibióticos y no eres diabética, pero aun así experimentas candidiasis de manera recurrente? Aquí te dejo algunos factores que podrían estar causando esta condición de forma recurrente:


· Cambios hormonales que ocurren durante el ciclo menstrual, el embarazo o debido al uso de anticonceptivos hormonales, pueden alterar el equilibrio de la flora vaginal, promoviendo el crecimiento excesivo de cándida.

· La ropa ajustada o hecha de materiales sintéticos puede crear un ambiente cálido y húmedo que favorece el crecimiento de cándida. Se recomienda usar ropa interior de algodón y evitar ropa demasiado ajustada.

· Higiene personal: Las duchas vaginales y los productos de higiene íntima con fragancias pueden alterar el equilibrio de la flora vaginal y promover el crecimiento de la cándida. Es mejor mantener la higiene con agua y jabón neutro, evitar las duchas vaginales. También recomiendo lavar tu ropa interior con jabones sin fragancia y lo más naturales posibles y eliminarlo con mucha agua asegurando que no queden residuos de jabón en nuestra ropa interior.

· Un sistema inmunológico debilitado por enfermedades crónicas, estrés o falta de sueño puede dificultar la capacidad del cuerpo para mantener la cándida bajo control.


Quiero aquí enfocarme en el estrés, éste sin duda puede contribuir al crecimiento excesivo de cándida y por ende, a la candidiasis. Esto se debe a varios factores, cuando estamos estresados, nuestro cuerpo produce cortisol, una hormona que ayuda a nuestro cuerpo a responder al estrés. Sin embargo, si estamos estresados durante largos períodos de tiempo, los niveles elevados de cortisol pueden suprimir la función del sistema inmunológico, lo que puede dificultar la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones, incluyendo la candidiasis.

Además, el estrés puede alterar el equilibrio de bacterias y hongos en nuestros cuerpos. Esto puede ocurrir directamente, a través de cambios en el ambiente del cuerpo causados por el estrés, o indirectamente, a través de cambios en nuestro comportamiento. Por ejemplo, cuando estamos estresados, podemos ser más propensos a comer alimentos poco saludables, dormir menos y hacer menos ejercicio, los cuales pueden alterar el equilibrio de microorganismos en nuestro cuerpo y hacer que seamos más propensos a las infecciones por cándida.


Por lo tanto, debes tomar acciones para manejar el estrés, busca actividades que te permitan tomar un respiro y te desconecten de las cosas que te están causando estrés.

Dieta: siempre hablo de tener una alimentación saludable, algunos estudios sugieren que una dieta alta en azúcares y carbohidratos refinados puede promover el crecimiento de cándida, por lo tanto, mi recomendación es que los elimines radicalmente de tu dieta diaria por un período de 2 meses, verás cambios notables.


Si estás experimentando infecciones recurrentes de candidiasis, es importante que sepas que no estás sola y es vital que busques un profesional de la salud para que te recomiende el tratamiento adecuado, el ayudará a determinar las causas y el tiempo por el que se deben tomar y colocar los medicamentos.

Pero sigue los consejos anteriores que tienen que ver con tu estilo de vida para superar la candidiasis recurrente.


No sientas pena por tener candidiasis, todos en algún momento de la vida la hemos tenido, mientras tengamos un cuerpo, somos vulnerables a infecciones, bacterias, hongos, virus, etc. Por eso es tan importante tener un estilo de vida saludable.


Siempre recuerda decidirte por tu salud.

Bye, Bye

6 visualizaciones

Comments


bottom of page