Ansiedad.

Hola, Hola..!!!!!!


Hoy hablaremos de la ansiedad y cómo podemos ayudarnos a nosotros mismos para mejorar todas las sensaciones que nos dispara este estado.


La mejor manera de describir la ansiedad es que se siente como un sentimiento de miedo, temor e inquietud que es precipitado por incertidumbre, el no saber qué depara el futuro y muchas veces por un pasado vivido.


Nadie se escapa de la ansiedad, todos hemos vivido esta sensación en algún momento determinado de la vida. Seguramente en algún momento lo llamamos estrés, nerviosismo, etc. Pero la ansiedad no concientizada puede llevarnos a sufrir de nerviosismo y estrés extremo.


Tener ansiedad de vez en cuando por cortos periodos de tiempo puede ser normal, por ejemplo: estamos estudiando y tenemos un examen que presentar, nos tenemos que cambiar de ciudad y país, no saber qué va a pasar con una relación de pareja, el perder un trabajo y no tener otro, los dos años de pandemia por coronavirus donde no sabíamos cuándo regresaremos a la normalidad de nuestras vidas, etc. son situaciones que crean ansiedad.


Esa ansiedad que nos ocasiona algo de la vida cotidiana, por qué se nos mueve algún dato estable, donde no tenemos la respuesta inmediata, se maneja fácilmente al tener otro dato estable, al tener claramente la respuesta a nuestro problema inmediato, o al pasar la situación. Pero es importante tener claro, que si no tenemos la capacidad para minimizar esa ansiedad por nosotros mismos al conseguir las respuestas o soluciones inmediatas a nuestros problemas de tiempo presente, debemos pedir ayuda para no terminar enfermos por esta condición.


Tener la capacidad de reconocer que tienes ansiedad, que esa sensación te está provocando estrés, saber lo que te está ocasionando la ansiedad, tener claro qué es lo que quieres, y poder solucionar hacía lo que tu deseas hacer, que sabes, te devolverá la paz, es una señal que no tienes ansiedad como enfermedad patológica.


Debes tener claro que tenemos una mente, y que esta la podemos dividir en dos: la mente consciente que es la mente racional, que detecta que tienes ansiedad y lo que la causa, y la que busca soluciones. Pero también tienes a la mente inconsciente que crea pensamientos que sólo precipitan más el miedo, más la angustia y por ende mayor ansiedad, estrés, nerviosismo y miedo.


Pondré un ejemplo de lo anterior: Te tienes que mudar de país o ciudad, pero desconocemos a dónde te vas, sabes que donde vivías ya te habías adaptado. Pierdes todos tus datos estables. Visitas el nuevo lugar, no conoces nada, eso te crea ansiedad, miedo al cambio, a que te guste o no te guste, etc. La mente consciente te dice: Sal a conocer, es cuestión de tiempo, no tengas miedo al cambio, acéptalo y vive un día a la vez, busca algo que te guste del lugar, etc. La mente inconsciente dice: Y si la gente no es buena, y si no me gusta, y si me equivoco, y pone tantos y…… que comienza el temor extremo. Seguro les ha pasado.


Yo llamo a esa mente la “Mimisma”, mi otra yo.


Habiendo descrito lo anterior, es importante que cuando tengamos episodios de ansiedad tomemos medidas para que no permanezca por mucho tiempo, y no terminemos enfermos:


  1. No pienses demasiado en el futuro, nosotros podemos crear planes, para no saber realmente qué ocurrirá el día de mañana y esos planes pueden cambiar. Por lo tanto ,vive un día a la vez, trabaja el hoy y ahora y celebra lo logrado cada día.

  2. No te quedes pegada al pasado, es decir, las situaciones que ya pasaron se quedaron atrás y no hay nada que puedas cambiar, lo que sí puedes hacer es mejorar eso que no estuvo bien, recuerda que el pasado sólo te deja un aprendizaje, no cometas los mismos errores, y sigue adelante en el aquí y en el ahora.

  3. Busca datos estables en eso que te está causando ansiedad, por ejemplo: Si la ansiedad la causa una mudanza o cambio de ciudad, infórmate en google sobre la ciudad, las personas, su cultura, su gente, sal a la calle a hablar con los que viven en esa ciudad, ve si realmente te llena y te gusta. Al tener datos, tendrás más información para computar y saber si eso es lo que deseas o no. Esto aplica para los estudios, salud, etc.

  4. Es importante que siempre hagas eso con lo que te sientas bien, que te llena como ser, no te cierres a los cambios y a las cosas nuevas, sencillamente busca conocimiento, pero dirige todos tus pasos a lo que realmente te haga sentir bien a ti, si tu estas bien los que están a tu lado estarán bien. Esto debe ser una política para todos los miembros de tu grupo.

  5. Concientiza los dos tipos de mente, uno sabe cuándo la mente saboteadora anda hablando con intensidad, cuando esto te ocurra, toma un tiempo para calmarla, medita, realiza alguna actividad deportiva, habla con alguien de confianza, esa persona que siempre te escucha y te ayuda a conseguir la paz. No te quedes solo con tus pensamientos.

  6. Toma tus horas para dormir, no uses tu celular antes de ir a la cama, no leas noticias, sencillamente ve a la cama a dormir, coloca una música relajante, toma un poco de magnesio, apaga la luz, y piensa en que todo estará bien, tú tienes el control de tu vida, la vida no tiene el control de ti.

  7. Sé organizada, lleva una agenda con las actividades que debes realizar día a día, y en esa agenda coloca el tiempo que te dedicarás a ti para hacer ejercicios, meditar, socializar, alimentarte, etc.

  8. Ten una excelente alimentación, esa que te haga ganar salud y calidad de vida.

  9. La vida social con amistades NO-tóxicas te ayudarán a distraerte y calmar la ansiedad.

  10. Consume suplementos nutricionales como vitaminas y minerales que te ayuden a nutrir tus células, tu cuerpo y mantenerte saludable.

  11. Fortalece tu sistema inmune, es uno de los sistemas más importantes del cuerpo que se debilita con el exceso de estrés, miedo o ansiedad, así que toma Immunologix.


Como verán, todos tenemos el control de nuestras vidas en nuestras manos, es cuestión de tomar la decisión, tener disciplina y fuerza de voluntad para lograrlo. No permitas que la ansiedad se convierta en algo crónico.


7 visualizaciones